Microbiota y probióticos

En este vídeo la Dra. Cristina Eguren, nos explica desde un punto de vista holístico y global como la microbiota intestinal y el uso de probióticos están relacionados con la piel, su equilibrio, desequilibrio y funcionamiento.

En concreto, nos explica como estudios científicos (trabajos del doctor Vicente Navarro y Galenicum Derma) confirman que, actuando en la microbiota mediante el uso de probióticos es posible reducir y eliminar el acné, y como los probiótico, nos sirven como coadyuvantes en el tratamiento de patologías cutáneas.

¿Que es la microbiota?
Es el conjunto de microorganismos que conviven con nosotros, es decir, los bichitos que tenemos en el cuerpo. ¿Y el microBioma? es el conjunto de genes de esos microorganismos. Podemos decir que, somos mitad bacteria. Tenemos al menos el mismo número de células bacterianas que humanas y de hecho esas bacterias suponen uno o dos kilos de nuestro peso corporal, tenemos más de 1000 especies diferentes conviviendo con nosotros, la mayor parte de ellos a nivel intestinal.

Estas bacterias a nivel intestinal tienen muchísimos beneficios y cumplen muchas funciones, básicamente se pueden agrupar en tres grupos:

  1. Funciones protectoras
  2. Estructurales
  3. Metabólicas

Dentro de las funciones protectoras sintetizan por ejemplo, factores antimicrobianos que nos defienden frente a otros microorganismos patógenos, microrganismos malos y desplazan a estos microorganismos patógenos, es decir, que nuestras bacterias buenas, impiden que otros microorganismos malos sobre crezcan, además tienen funciones estructurales, función barrera y ayudan en el desarrollo del sistema inmune y funciones metabólicas como la síntesis de vitaminas y ayudan a metabolizar carcinógenos que tomamos o que ingerimos en la dieta.

Tener en cuenta que el que haya una flora, un microBioma intestinal adecuado es imprescindible para que todas estas funciones se desarrollen con normalidad. Cuando la flora intestinal empieza a desequilibrarse, ahí parte de estas funciones pueden verse afectadas y empiezan los desequilibrios.

Si ese microBioma está alterado puede alterarse la función barrera del propio intestino, empezar a generarse más moléculas proinflamatorias que pueden llegar a la piel y empeorar aquellas patologías inflamatorias que tengamos en la piel, por ejemplo, el acné, la dermatitis, la soriasis.

¿Porque las bacterias de nuestro intestino pueden llegar a afectar a la piel?
Porque si están alteradas pueden entre otras cosas por ejemplo: producirse más moléculas pro inflamatorias a nivel intestinal que pasan al intestino, llegan a la piel y empeoran la patología que tengamos.

¿Como podemos nosotros entonces reequilibrar ese microBioma que pueda estar alterado?
A través del uso de probióticos. Los probióticos son organismos vivos que ingerimos y que en las cantidades adecuadas van a tener beneficios para el hospedador, es decir, para la persona que los ingiere y básicamente lo que nos va a ayudar, lo que hacemos es ingerir organismos o bacterias buenas para reequilibrar aquel microbioma que esté alterado y eso eligiendo las cepas adecuadas, puede beneficiarnos en el desarrollo de la patología cutánea.

La microbiota intestinal y el uso de probióticos en dermatología, es un tema que hasta hace poco generaba bastante sospecha, básicamente por desconocimiento, gracias al laboratorio Galenicum Derma y al doctor Vicente Navarro que han dado a conocer sus trabajos, líneas de investigación y alguno de los productos que ya han desarrollado, en concreto un probiótico para acné, lo cual permite abordar de forma más integral el tratamiento de patologías en dermatología.